DÍA INTERNACIONAL DE LAS REMESAS FAMILIARES 2022: RECUPERACIÓN Y RESILIENCIA A TRAVÉS DE LA INCLUSIÓN

Related Sustainable Development Goals and Global Compact for Migration Objectives

Image
ODS 1 SP
Image
ODS 2 SP
Image
ODS 3 SP
Image
ODS 4 SP
Image
ODS 5 SP
Image
ODS 8 SP
Image
ODS 10 SP
Image
ODS 17 SP
Show all
Image
GCM 06 SP
Image
GCM 07 SP
Image
GCM 08 SP
Image
GCM 16 SP
Image
GCM 19 SP
Image
GCM 20 SP
Image
GCM 23 SP
Show all
Imagen

El 16 de junio se conmemora el Día Internacional de las Remesas Familiares (IDFR, por sus siglas en inglés), fecha en la que se reconoce el papel de millones de migrantes a través de sus remesas en un contexto de inseguridades económicas y desastres naturales y relacionados con el cambio climático, además de la pandemia mundial.

Todas las contribuciones económicas de los migrantes a sus países de origen en forma de remesas han sido bien documentadas. Los datos más recientes del Banco Mundial muestran que las mismas siguieron aumentando durante último año y constituyen el flujo financiero internacional más significativo para muchos países de ingresos medios y bajos.

Durante la pandemia de COVID-19, las remesas permanecieron estables e incluso aumentaron gracias a la resiliencia y la capacidad de los migrantes, brindando una cuerda salvavidas crucial para las comunidades y familias que quedaron en los lugares de origen. En 2021, los flujos de remesas crecieron hasta alcanzar la cifra de 605.000 millones de dólares EE.UU. enviados a países de ingresos medios y bajos (Banco Mundial, 2022).

Si cuentan con el respaldo adecuado, las remesas pueden representar también un trampolín para el desarrollo y la inversión local. También debemos presente el compromiso del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular (GCM) con relación a la protección de las remesas como fuente privada de capital, y que dicho capital privado puede traducirse en inversión privada.

En el IDFR 2022, la OIM se une al Sistema de las Naciones Unidas para solicitar a los gobiernos, el sector privado, las organizaciones de desarrollo y de la sociedad civil que promuevan soluciones financieras y digitales para las remesas que ayuden a fomentar una mayor resiliencia y la inclusión social y económica.