Ecuador - El Aporte de la Migracion al Desarrollo Sostenible


¿Qué hacemos en Ecuador?

Ecuador experimenta casi todos los fenómenos de movilidad humana conocidos: movilidad transfronteriza diaria por trabajo en Colombia y Perú; retorno de ecuatorianos; emigración a América Latina, Europa y Estados Unidos; y recepción de inmigrantes y refugiados de Colombia, Cuba, Venezuela, entre otros. Los desafíos socioeconómicos, crecientes desde la crisis económica de 2018 y exacerbados por la pandemia del COVID-19, están ligados a la movilidad, desde el chivo expiatorio xenófobo hacia los venezolanos hasta la hostilidad hacia los retornados ecuatorianos y las dificultades para la inserción económica de las personas en la movilidad humana. En el punto álgido de la pandemia, el 75% de los migrantes y refugiados declararon temer no poder satisfacer sus necesidades básicas para la supervivencia, según se desprende de la evaluación rápida conjunta de necesidades de Naciones Unidas de marzo de 2020.

Dados estos retos de integración socioeconómica, los dos proyectos a nivel local del Programa, en Manta y Santo Domingo de los Tsáchilas, se centran en un sector prioritario: el desarrollo sostenible a través del empleo y la inclusión socioeconómica. Mediante el desarrollo de capacidades en materia de emprendimiento y empleo, la promoción de la contratación ética y la sensibilización, así como el desarrollo de mercados en línea, bolsas de trabajo municipales en línea y espacios de cotrabajo, los migrantes y refugiados, los jóvenes y los miembros de la comunidad local tendrán un mayor acceso a oportunidades de empleo remunerado y trabajo decente. El Programa trabaja para satisfacer las necesidades de los dos municipios locales objetivo, que gestionarán los espacios físicos y en línea mencionados y son socios de pleno derecho en el diseño y la ejecución de las actividades. Haga clic en los botones de abajo para saber más sobre nuestros proyectos en Ecuador. 

El trabajo del Programa promover el empleo de las personas en movilidad humana y de los miembros de la comunidad se potencia a través del compromiso con la diáspora y el sector privado. Por ejemplo, un mapeo del sector privado, tanto en todo Ecuador como en las dos localidades objetivo, encontró que el 76% de las empresas privadas estaban muy interesadas en trabajar con migrantes y refugiados. Las asociaciones con estas empresas desarrollarán oportunidades de desarrollo profesional y de competencias para los migrantes y los miembros de la comunidad, sensibilizarán sobre las prácticas éticas de contratación y fomentarán la inclusión financiera y las campañas contra la xenofobia. Del mismo modo, el mapeo del Programa identificó a los miembros de la diáspora ecuatoriana y a las organizaciones en Estados Unidos, Italia y España, los tres países de mayor concentración de miembros de la diáspora.
Este estudio permitió a los municipios locales crear herramientas para mejorar las capacidades de los miembros de la diáspora para el emprendimiento y el mejor uso de las remesas, mejorar los mecanismos de consulta entre ellos y las asociaciones de la diáspora y de los migrantes, crear conexiones y coordinar sobre las posibles oportunidades de inversión.

En línea con su enfoque local, el Programa proporciona apoyo al desarrollo de capacidades dirigido a sus dos municipios asociados, en particular sobre la integración de las consideraciones migratorias en su planificación del desarrollo, a través de sus Planes de Desarrollo y Ordenación del Territorio (PDyOTs) y las políticas públicas locales y programas. En consonancia con la actualización de la Ley Orgánica de Movilidad Humana de Ecuador, el Programa actualizará la formación obligatoria del gobierno en materia de movilidad humana para los responsables políticos, desarrollada durante la fase anterior del Programa. El Programa también refuerza estas competencias a través de la formación sobre la integración de la migración y la gestión de datos (sobre la base de una evaluación actualizada de los Indicadores de Gobernanza de la Migración), la reintegración sostenible y la relación entre la migración y los sectores prioritarios del Programa: educación, empleo, salud y seguridad social y derechos humanos. Por ejemplo, el Programa puso a prueba la formación sobre la integración de la migración en los PDyOT sobre desarrollo urbano y empleo, desarrollada por el proyecto Integración de la Migración en la Cooperación Internacional y el Desarrollo (MMICD) con el consorcio de gobiernos provinciales de Ecuador.

Imagen
image of a person in a training in Santo Domingo, Ecuador

Con estas capacidades mejoradas, los gobiernos locales podrán aplicar mejor la planificación de la migración y el desarrollo sostenible, en coordinación con el gobierno nacional. La asistencia técnica del Programa, a través de herramientas y orientaciones sobre la coordinación y la aplicación de las políticas migratorias a nivel local, garantizará que tanto el gobierno nacional como el local sean capaces de coordinar la elaboración de políticas y la planificación. Por ejemplo, mediante el desarrollo de planes de acción y marcos de seguimiento y evaluación para las políticas y programas locales y nacionales, los gobiernos se asegurarán de que sus esfuerzos sean coherentes y estén alineados para maximizar el progreso hacia el desarrollo sostenible.

Los éxitos de Ecuador en materia de migración y desarrollo sostenible se muestran tanto en el Programa como en los foros regionales y mundiales. Ha presentado los resultados de su mapeo de la diáspora y del sector privado en seminarios web internos del Programa, compartiendo conocimientos y aprendiendo de los otros 10 países del Programa. Ecuador también participa en y promueve el Proceso Quito sobre la movilidad de los ciudadanos venezolanos y recientemente presentó sus experiencias en un VNR Lab durante el Foro Político de Alto Nivel 2021 sobre la Agenda 2030. 

Para más información, contacte con: